Deconstrucción de un sistema GTD con aderezo de finas hierbas (o herramientas)

El titulo debería ser más “Reconstrucción” que “Deconstrucción” pero que queréis que os diga…me encanta comer ;) y no he podido resistirme al símil.

Por diferentes motivos que no vienen al caso me he visto en la obligación de reconstruir todo mi sistema de organización y productividad personal y aprovecho para comentar como lo utilizo y que herramientas uso, por si a alguien le puede servir.

Cada persona debe organizarse sus sistema según sus propias necesidades, eso es evidente, pero si que es importante respetar las reglas básicas que nos indica el método GTD de David Allen (si no has leído el libro deberías hacerlo) . Por mi experiencia, no seguirlo bien nos lleva únicamente a disponer de un sistema de almacenamiento que se convierte en un autentico caos.

 

Workflow GTD diseñado por Anabubula.com

Workflow GTD diseñado por Anabubula.com

La esencia del sistema es que puedas confiar en él plenamente, sin ningún tipo de duda. Para conseguirlo necesitas mucha disciplina y realizar los pasos adecuados para que tu sistema se convierta en algo realmente eficaz.  Hay dos aspectos clave en la implementación de GTD:

1) Dedicar tiempo al método. Además de descubrir como funciona y hacerlo tuyo, debes realizar las actividades propias que requiere su utilización: Recopilar, Aclarar o Procesar, Organizar, Revisar y Hacer (ver punto 2). Esta acciones (excepto la última) significan mantener tu sistema a punto y gestionar tus tareas de una forma lógica y ordenada que te permitirá centrarte en lo importante y no en lo urgente.

2) Trabajar. Hacer cosas. El sistema no trabaja por ti. Las tareas y los compromisos hay que atenderlos. Esto, que parece de perogrullo, tiene sus más y sus menos. Cuando construyes tu sistema, además de seguir el método para que funcione, debes “hacer”. Es decir, GTD sirve para organizarte y focalizarte en todo momento en lo que debes hacer dependiendo de muchos factores, como el contexto, la disponibilidad, el horario…, pero solo tu vas a hacer que las tareas se muevan y se marquen como finalizadas. No vale de nada tener todo anotado y no hacer nada con ello.

En mi sistema defino cada proyecto como un contexto. Esto también suele causar confusión ya que David Allen define un proyecto como cualquier tarea que requiere más de una acción para completarla y los proyectos para mi son los proyectos reales en los que trabajo. Es simplemente nomenclatura pero puede llevar a errores al inicio.

¿Por que lo defino así? Bueno, aunque los contextos típicos como llamar por teléfono, escribir, etc son adecuados para algunos, para mi tienen menos sentido en el ámbito profesional ya que cuando me pongo a trabajar en algo para un proyecto concreto prefiero ver todas la tareas que tengo que realizar para ese proyecto. En cambio si mantengo los otros contextos para mi organización particular, como por ejemplo las cosas que tengo que hacer en casa, con la familia, el super…

Cuando necesito ver diferentes tipos de tareas dentro de mis proyectos utilizo las categorías o etiquetas, que a su vez me sirven como “subcontextos” y de esta forma puedo centrarme en tareas concretas para una determinada actividad de un proyecto determinado.

El cómo abordarlas para “hacer” depende de como quiera hacerlo. Como ya he comentado si quiero trabajar en un proyecto determinado la segunda clasificación serían las categorías pero si quiero dedicar un buen rato a escribir puedo ver las tareas por categoría – por ejemplo “escritura” – y me aparecen los diferentes contextos o proyectos y de esa forma aparecerán por ejemplo “escribir un post personal” o “escribir un post para un proyecto” y dependiendo de mis prioridades realizaré la que corresponda.

Algo que no hice al principio y que es vital es dedicar tiempo diario (o varias veces al día) a descargar mi “inbox” y convertir las tareas en bruto en autenticas tareas o proyectos (seguimos con la nomenclatura) realmente abordables. Esto no solo te permitirá organizarlas sino que te brinda un momento de planificación fabuloso que además dejarás apuntado completamente en un sistema que te devolverá en bandeja lo que tienes que hacer, aunque sea dentro de meses.

Y por supuesto la revisión semanal…uff, como la odiaba al principio ;) Revisar tu sistema y volver a ponerlo a punto es clave para siga funcionando. Como todos los sistemas hay que engrasarlos para que estén a punto.

toodledo

En cuanto a herramientas, he probado diferentes opciones, desde papel y boli, hasta algunas dedicadas solo a GTD u otras como Evernote que te permiten crear tus propia estructura de carpetas.  Desde hace ya bastante tiempo utilizo Google Calendar para mis eventos de calendario, lo que me permite acceder a la información esté donde esté. Para todas mis anotaciones utilizo Evernote, con mi estructura de carpetas adecuada a mi forma de trabajo. Y para las tareas que tengo que realizar utilizo Toodledo.com, que te permite de una forma muy sencilla disponer de tu sistema GTD.googlecalendar

Utilizar 3 herramientas separadas puede resultar algo sorprendente, pero el hacerlo así me permite tener todo independiente aunque forme parte de un todo. Me explico: Mis anotaciones en un calendario son solo eso, anotaciones en un calendario y al usar una herramienta estándar e independiente puedo hacer cosas específicas sobre eventos de calendario, evernotecomo por ejemplo permitir que terceros agreguen eventos en mis calendarios. Evernote, me permite usar su propia interfaz web y móvil para hacer cualquier tipo de anotaciones y organizarlas como yo quiera. Y Toodledo dispone de un sistema automático y sencillo de organización de tareas mediante GTD con acceso web y móvil.

Pero hay buenas noticias. Disponer de 3 herramientas diferentes a veces es complicado, pero hay una herramienta que uso desde hace bastantes años que me permite unificarlas todas y además mantenerlas, ¿que más se puede pedir?

Esta herramienta se llama  Pocket Informant, que aunque pueda funcionar de forma totalmente independiente y completa, me permite sincronizar mis calendarios de Google, mis notas de Evernote y mis tareas de Toodledo. Además, aunque sincroniza cada cosa por separado, me permite ver la información (y trabajar sobre ella) de una manera unificada. Para mi es la mejor. Entre sus bondades, que son muchas, están las siguientes:

1) Te permite trabajar de forma nativa con GTD, es decir, te crea la estructura necesaria para clasificar tus tareas y además las hace progresar donde corresponden, con contextos, etiquetas…vamos que te lo pone fácil gracias a su especialización.

pocket1

2) Dispone de un calendario muy completo y separa claramente tareas y eventos de calendario aunque te ofrece mucha versatilidad para convertir una tarea en un evento o viceversa. En la vista del calendario defines como quieres ver la información y te muestra día a día las tareas y eventos que tu definas, por ejemplo las que caducan ese día, las caducadas, las de un contexto…muchas opciones en este sentido y te permite de un vistazo ver todo el día que tienes por delante…o la semana, o el mes…

Vista del Calendario en Pocket Informant

3) Dispone de alarmas por ubicación, muy interesante cuando te acercas a un lugar en el que tienes que realizar una de tus acciones, aunque solo sea comprar tornillos en una ferretería o diferentes acciones de diferente índole que debes realizar cuando aterrizas por el Google Campus en Madrid 

4) La personalización es completa en apariencia, con colores, iconos y preferencias de todo tipo. Además permite generar plantillas para eventos y tareas, convertir una tarea en un proyecto, un evento en una tarea y dispone de infinidad de filtros que puedes usar o configurar los tuyos propios.

Espero que te pueda resultar útil.

Hay mucha info sobre GTD en la red y gente más que interesante y profesional que puede ayudarte. Además de recomendar el libro de David Allen, te sugiero solo a dos, que para mi son fundamentales:

Jerónimo Sanchez, que tiene su blog aquí

José Miguel Bolivar, del que puedes leer mucho en Optima Infinito

 

La importancia del Rigor

Habrás oído hablar sobre trabajar en tu startup aplicando métodos científicos, seguro.Si eres un emprendedor frío llevas ventaja, pero si tu carácter es pasional, cuidado! El riesgo de no ser estrictamente riguroso es muy alto y las consecuencias también. Te cuento mi experiencia personal..

Captura de pantalla 2016-02-04 a las 19.41.04

Esta es solo la introducción del capitulo del ELS2015 en el que he tenido el honor de colaborar. Puedes continuar leyendo en la página original donde además podrás leer mucho sobre Lean Startup en España de la mano de los mejores.

 

Para quien es buena la tracción?

La tracción…eso que todos anhelamos y perseguimos con fuerza cuando emprendemos.

Desde que comienzas tus andanzas con tu startup, todos sabemos que es primordial conseguir tracción. Nadie va a apostar nada, o poco, si no demuestras que tienes algo entre manos que puede interesar a alguien. Es decir, que tienes clientes.

Al principio las puertas están cerradas y cuando vas a pedir financiación o apoyo sueles encontrar las mismas respuestas:

No tenéis tracción aún

Tenéis mucha fricción comercial

noria

 

La tracción no solo es encontrar clientes. Bajo mi punto de vista consiste en generar movimiento en todos los aspectos. Cuando consigues que alguien crea en tu startup de alguna manera, por poco que sea lo que hace para ayudarte, es la muestra frente al resto de que tienes posibilidades. Puedes no tener clientes aún pero si tienes un escaparate donde mostrar que otras empresas/personas creen en ti, tienes tracción.

La primera vez que asistí a un evento con una startup busqué patrocinadores que me ayudasen con el alojamiento y los equipos. Cuando conseguí el primero, los demás fueron más fáciles. Incluso algunos que me habían dicho que no al principio, me dijeron que si después de saber que había otros a los que ellos si creían apoyándome. Lo que ofrecía era lo mismo, porque no había nada aún, pero la percepción de los colaboradores era diferente.

La búsqueda de este movimiento se debe centrar en los clientes, por supuesto, pero además es fundamental conseguir apoyo de todo aquel que puedas: mentores, empresas, colaboradores…lo que sea. Y además, es imprescindible publicarlo, mostrarlo al mundo. Que todos sepan que hay movimiento.

Y por supuesto, cuando hay movimiento, sobre todo tu lo notas. Nadie como tu percibe lo que está pasando a tu alrededor y sobre todo en tu startup. Ese movimiento se transforma rápidamente en energía, tuya y del equipo completo si tienen la información.

La tracción ayuda a tu startup, a los inversores, pero sobre todo te ayuda a ti a mantener el movimiento de tu “Noria” particular. La notas, sabes cuando está ahí y aunque la hayas perseguido solo sabrás que llega cuando la sientas realmente. A partir de ahí será necesario mantenerla.

Como siempre, esto es solo un comentario, si quieres saber realmente sobre tracción puedes encontrar información en Blog de Javier Megías o descargando gratuitamente el libro  España Lean Startup donde dedican algún capitulo a este punto clave en cualquier startup

 

Keep Calm and…keep calm

Está claro, no es nada nuevo, pero merece la pena compartir estas experiencias. Muchas veces nos dejamos llevar por el trabajo, por los logros o fracasos y no nos paramos a pensar en la revisión de los objetivos. Cuando compartí mi tiempo en NEXT con el resto de “leaners” en Madrid, una de las cosas que nos  contaron como anécdota es que Steve Blank siempre dice algo así como que el desgaste de su libro en manos de un emprendedor (desgaste, apuntes, post-its….) es directamente proporcional al grado de éxito de ese emprendedor ;)

Comienzas tu aventura haciendo bien los deberes, creando un bonito Business Canvas  y empezando a trabajar diciéndote a ti mismo que estás creando una startup, que realmente sabes lo que debes hacer y que vas a iterar, modificando esa Canvas reflejando los pivotes que hayas tomado tras la validación o no de las hipótesis con los clientes.

En el recorrido de esa aventura llega un momento en el que tu trabajo se torna en un conjunto de actividades tal que no eres capaz de gestionar a la velocidad que deseas. Comienza a convertirse en una cuesta arriba, no por la carga de trabajo en sí, sino por la cantidad de trabajo acumulado y sobre todo por las ganas de avanzar.

ejemplos-keep-calm

Es en ese momento cuando (no siempre, evidentemente) un buen día decides hojear de nuevo bonito y “no desgastado” libro de Steve Blank y te das cuenta de donde estás realmente: estás en una de las etapas que debes cubrir, lees y relees y te de repente…”te encuentras” y empiezas a leer de nuevo y a actualizar tu Canvas y sobre todo, a disfrutar del viaje que decidiste empezar. Descubres algo importante: La Falacia del Perfecto Plan de Empresa

Eso es lo importante. En nuestro viaje hay que llenar la mochila con muchas cosas pero para las largas noches es más que recomendable llevar siempre un buen libro de consulta como es el de Steve Blank y hojearlo no solo por las noches, sino en cada etapa en la que te encuentres. No estamos dirigiendo una empresa aún, estamos  buscando un modelo de negocio rentable, escalable y replicable.

Por eso, además de Keep Calm and Get Out Of The Building, deberíamos tener como lema simplemente Keep Calm. Por mi experiencia es la principal cualidad de un emprendedor. En la que debe centrar sus mayores esfuerzos y descubrir, si no los conoce, los principales métodos para poder parar, reflexionar y revisar todo lo que ocurre a su alrededor y sobre todo evaluar donde estás o mejor dicho si estás donde debes estar.

 

El RoadMap de tu producto ¿un secreto?

Está claro que cada una de nuestras startups tiene que tener un camino a seguir, al principio muy ancho, en el que podemos ir avanzando por un lateral, por el centro, por el otro lateral…da igual, el caso es que avanzamos y vamos descubriendo a nuestro cliente y lo que realmente quiere que le ofrezcamos. A medida que avanzamos, ese camino se va estrechando y haciendo que nuestros pivotes sean mucho más dirigidos hacia el objetivo final.

Vamos validando hipótesis, vamos aprendiendo de nuestro camino y somos capaces de ir más “rectos” y por lo tanto somos capaces de acelerar y crecer más rápidamente. roadmapEse camino, es nuestro RoadMap, nuestra ruta a seguir. Lo que está en el corto plazo, en la siguiente iteración es algo real y tangible porque es lo siguiente que vamos a hacer para comprobar nuestra dirección. En este caso, de la mejor forma posible, aplicando las técnicas de validación que nos proponen en Lean Startup, ese roadmap lo estaremos haciendo público para poder ir contrastando. Contaremos nuestra idea y nuestro modelo de negocio a muchas personas en ese camino. Ahora bien, nuestro RoadMap a medio y largo plazo, no siempre es bueno contarlo a los cuatro vientos y no porque sea ningún secreto y como Gollum debamos quedárnoslo para nosotros solos, sino porque seguramente haya muchas buenas razones por las que nuestro RoadMap les guste a quienes se lo contemos. A partir de ese momento, esas personas se olvidarán casi por completo del producto actual y querrán el que les has contado y entonces se esperarán en el caso de ser clientes con esa famosa frase: Cuando lo tengas hablamos. Acaba eso y volvemos a hablar…

O peor aún, muchos de ellos se quedan con eso sobre tu producto. No han escuchado lo que tienes sino lo que tendrás y lo han tomado como tu producto actual. Al comprobar que no lo tienes se pueden sentir engañados: ¿no me dijiste que esto era así?

No debemos contar nuestro RoadMap, pero si debemos comprobar y validar que el camino, el RoadMap,  es el adecuado y además, creo que se debe ir haciendo a menudo para poder corregir el rumbo y cambiar de dirección en cuanto se pueda, pero hay que saber formular las preguntas adecuadas y sobre todo, elegir muy bien a quién se lo cuentas. Como lugares en los que saben mucho sobre validación de hipótesis y descubrimiento de clientes está enlace a la cuna del Customer Discovery by Steve Blank y en castellano, por supuesto la página del traductor del libro de Steve, José Antonio de Miguel, @yoemprendo, quién es, bajo mi punto de vista uno de los mayores expertos en Customer Development de España.

Da igual si trabajas en casa o si trabajas en una oficina. La situación es que tienes clientes que no están cerca de ti y que planificar la agenda para que encaje con clientes o proveedores y además con tus intereses de desplazamiento siempre es complicado. Esto se intensifica cuando además te tienes que desplazar a otra población o ciudad  en la que tienes dos o tres reuniones con varias horas de diferencia entre ellas. En este caso, tienes muchas opciones para aprovechar ese tiempo sin necesidad de volver (2 veces) a tu lugar de trabajo:

– Buscar un Bar/restaurante con conectividad en el que puedas trabajar mientras tomas un café o cualquier consumición. Starbucks es una buena opción y además tienen leche de soja ;)

– Darte un paseo y relajarte

– Ir a una biblioteca pública

Hay muchas más, por supuesto, pero si quieres aprovechar el tiempo trabajando y no quieres tomarte nada puedes buscar una biblioteca cercana y buscar un hueco. Son lugares tranquilos y generalmente con Wifi libre. Suelen estar bastante completas pero son un buen sitio.

bibliotecaEn Madrid hay muchas por toda la ciudad, las tienes públicas o privadas con acceso libre. Para mi, una muy buena es la antigua casa de fieras de El Retiro. Un lugar que invita a trabajar o aprovechar para leer muchos artículos que solemos tener atascados. Además, siempre puedes aprovechar para la otra opción: el paseo ;)

Existe un directorio de bibliotecas españolas a nivel nacional en el que puedes buscar también lugares del Instituto Cervantes fuera de España. Y en concreto, en Madrid, tenemos acceso a todas las de la comunidad

Desde luego son lugares formidables para esos ratos. Yo suelo echar un vistazo antes y tener listo el lugar donde puedo “poner el huevo” entre reuniones.

Por cierto, estoy en un Starbuks ;)

Entrevistas de Solución. Compartiendo Experiencias Vol. II

La semana pasada ha sido intensa en cuanto a los cambios en nuestro MVP …tanto ha sido así que hemos hecho un nuevo MVP y ahora tenemos 2!! Cada uno de ellos puede ser considerado un prototipo independiente del otro aunque tienen ciertas similitudes.

¿ Por que dos ? La primera semana de entrevistas de solución, además de algunas de nuestras hipótesis, vimos el brillo en los ojos de las personas con las que hablábamos, nuestra maqueta les molaba! Las entrevistas nos han permitido en este caso aprender varias lecciones y tres han sido las más importantes que nos han llevado a pivotar:

– El modelo de precios. Clave fundamental, of course.

laverdadestaahifuera– Usabilidad. Que decir…muy a menudo confundimos el hecho de tener un bonito diseño con lo usable que pueda ser nuestro producto.  Habíamos  trabajado en una solución que permitía a nuestros posibles clientes hacer uso del servicio en una relación “dinero-capacidad de procesamiento” Lejos de incomodar el precio, lo que incomodaba a nuestros posibles clientes era la elección de material a usar en nuestro producto por dichas limitaciones, es decir, ellos tenían que realizar un trabajo adicional para encajarlo en nuestro servicio. El diseño nos lo reconocieron y gustó pero fallamos en usabilidad.

– Descubrir una opción más simple para ofrecer a nuestros clientes como primera versión de producto de la que teníamos planteada inicialmente.

Tras adaptarnos a estos tres cambios importantes, esta semana vamos a volver a validar ambos prototipos pero haremos más énfasis en el nuevo.

Salir de la oficina parece que no solo es bueno, sino que resulta fundamental y te deja ver realmente lo que pasa en el mundo y no delante de tu pantalla.

 

 

Entrevistas de Solución. Compartiendo Experiencias Vol. I

En  maZhaT nos dedicamos a intentar descubrir nuevos modelos de negocio para ayudar a los negocios tradicionales a adoptar las nuevas tecnologías para hacer su negocio más “actual” y no limitar a nuestros clientes a lo que están acostumbrados: Página web, app y SEO pero manteniendo su negocio tradicional. Nosotros queremos ser una ayuda “activa” y comprometida con este nuevo cambio al que se enfrenta nuestra sociedad y además nos encata vivir este momento.

Momento publi: OFF ;)

Uno de nuestros proyectos está en plena Búsqueda de Clientes (enlace a la cuna del Customer Discovery by Steve Blank o también puedes encontrar mucha información en otros sitios en español como en la página del traductor del libro de Steve, José Antonio de Miguel, @yoemprendo ) y hoy es el primer día de entrevistas de solución…bueno, en realidad no, no he podido aguantar mi pitch antes y ya he enseñado mi MVP a más gente anteriormente aunque no sean nuestro target, pero bueno, no deja de ser un momento con tensión positiva el de hoy.

Llevamos un más de un mes compaginando entrevistas de problema con el desarrollo de nuestro MVP para este momento. Hasta ahora, aunque creemos que vamos en la dirección acertada, no hemos tenido la oportunidad de salir a la calle a enseñarle nuestro primera maqueta a alguien que realmente pueda ser un cliente y a mirarle a los ojos mientras tenemos ese primer contacto deseosos de que brillen, de que no pestañeen y de que al final de la sesión hayamos podido validar hipótesis, por supuesto, pero  queremos encontrar ese brillo que nos transmita si lo tenemos o no lo tenemos, si podemos continuar con la validación o si nos vamos a casa.

photo-3Estamos llenos de energía porque en la ronda telefónica en la que hemos cerrado las citas de las entrevistas la acogida ha sido realmente buena. Tras hablar un poco de lo que queremos enseñar, nuestros potenciales “early adopters” no han dudado ni un momento en cerrar cita con nosotros, por lo tanto, tenemos grandes esperanzas en lo que podemos esperar de estas primeras sesiones (de las entrevistas de problema ya hemos tenido unas poquitas…)

Hasta ver que pasa os comparto experiencias:

  • La gente es receptiva. Escucha lo que les dices, pero quieren que les des más por teléfono. Quieren que les digas de que va antes de concretar una cita. Recomiendo no “desnudar a la protagonista” hasta el final. Hay que dejar que la gente quiera ver más.
  • La gente no entiende que no les vas a vender, así que quizás sea una oportunidad de venta desde la primera entrevista de solución. No hay vuelta atrás.
  • Utiliza una estrategia clara en la conversación. Todos estamos cansados del marketing telefónico. Si consigues enganchar al inicio has pasado lo peor.
  • Si en la conversación que utilizas para concretar una cita utilizas los principales pains que has podido validar durante las entrevistas de problemas, estarás haciendo una re-validación de esos pains y además, verás (aunque no los veas por teléfono) como las orejas de tu interlocutor se ponen en modo escucha.

Suerte ahí fuera ;)

 

Escuchar a un inversor aunque no lo necesites

Durante el Salon MiEmpresa 2014 que se ha celebrado en Madrid este mes de Febrero he tenido la oportunidad de asistir a algunas ponencias muy interesantes. Algunas de ellas más que interesantes aún, como la de Javier Megías (@jmegias) o José Antonio de Miguel (@yoemprendo), con quienes además tuve la suerte de poder compartir algunos momentos presenciales y “desvirtualizarnos” un rato.

invertirHubo muchas de estas ponencias en las que aconsejaban al emprendedor en sus números iniciales y como enfocarlo a lo que quiere escuchar un inversor. Como adornar nuestra idea para atraer a alguien que está acostumbrado a invertir dinero en empresas sobre las que luego consigue rentabilizar esta inversión con el tiempo.

En lo que todos ellos coinciden es en lo que nunca suelen llevar los emprendedores, los números básicos, que son los pilares de su negocio. La mayoría de nosotros, cuando estamos empezando con una idea de negocio nos cegamos con la idea, con el producto, con sus funcionalidades…..y olvidamos lo básico: ¿será rentable? La formula mágica que quiere entender un inversor: rentabilidad y plazos.

Como os digo, durante esas ponencias se cansaron de comentar muchas veces lo mismo y yo me pregunto: ¿los primeros inversores de nuestras startups no somos nosotros mismos? Si esto es así, que lo es, evidentemente, deberíamos de comportarnos como un inversor, ¿no? Acaso no deberíamos, desde el inicio de nuestro proyecto, ir visualizando todas las variables que intervienen en la rentabilidad de nuestro negocio, en medir nuestros clientes, ingresos, proyecciones….

La mayoría de nosotros corremos un tremendo riesgo: contar solo las maravillas de nuestro producto, la larga lista de cosas maravillosas que puedes hacer con él…y olvidarnos de los básico, que consiste en que lo que estamos montando es un negocio.

Todos ellos (los ponentes) hicieron mucho énfasis en el  CLV (Customer Lifetime Value) y el Coste de Adquisición. Aunque muchos mostraban diferentes ejercicios sobre los números a presentar, todos ellos coincidían en los mismo…por los tanto creo que merece la pena indagar un poco en estos aspectos clave. Hay mucha literatura al respecto, como siempre, de gente que sabe de lo que habla. Yo he empezado mirando esta entrada del blog de Javier Megías, de fácil lectura y con posibilidad de profundizar.

Te invito a que dejes en los comentarios cualquier link sobre el tema o tu propio conocimiento/experiencia.

 

 

Versiones o MVP

Cuando empecé a tomar contacto con el mundo Lean Satartup yo llevaba mi flamante versión de mi app para poder enseñarla a todo el mundo. Yo la denominaba V 1.0 como siempre se ha hecho y ahí precisamente estaba el error, “como siempre se ha hecho”.

Mi versión era una versión completa con mucha funcionalidad y que yo había tardado unos cuantos meses en poner en marcha. Esta versión tenía más o menos todo lo que yo quería inicialmente.

Ya había leído algunas cosas sobre los prototipos, las maquetas, los MVP (Minimum Viable Product) y los asociaba con mi versión 1.0. Y de repente un buen día empecé a entender frases del estilo:

” Si no te avergüenzas de tu primera versión es que vas demasiado tarde…”

” no esperes a tener todo hecho para salir al mercado”

” Valida tus actos de fe…”

“valida tus hipótesis…”

Había perdido un tiempo valiosisimo en el desarrollo de mi primera y flamante versión 1.0 pero además había un problema añadido. Cuando tienes desarrollada una colección de funciones grande, los cambios cuestan más y no solo eso, sino que a ti mismo te cuesta deshacerte de cosas que has tardado tiempo en crear.

Ahora, creo que con acierto, he cambiado mi forma de abordar los problemas de este tipo o al menos los he ordenado un poco en su ejecución. Desde luego, no invierto ni un minuto en tirar una línea de código para una versión ( o encargarla al equipo) sin disponer de un prototipo en el que haya validado mis hipótesis iniciales y sobre el que el público objetivo, el cliente, haya hecho sus apreciaciones buenas o malas. En Inc.com hay un buen articulo sobre validación de MVP

Evidentemente, llega un momento inicial en el que tu MVP se convierte en tu versión de producto y empieza a avanzar pero las fases iniciales deben ser validadas con el mínimo esfuerzo.

Este post solo es una muy breve  redacción de mi propia experiencia. Por supuesto, para hablar sobre esto en profundidad,  hay muchos buenos autores.  En España Lean Startup hay un capitulo entero dedicado a MVP

 

 

 

España Lean Startup 2013 – Predica con el ejemplo

España Lean Startup

Pues si amigos, pues si. Resulta que existe gente a la que le gusta  impulsar las cosas en las que cree. Resulta que hay gente que cree que es mejor compartir sus conocimientos sobre aquello que les gusta. Resulta que no solo comparten el resultado, sino que además comparten el proceso. Resulta que, para colmo, permiten a otros que aporten durante la elaboración de su trabajo y resulta que no les da miedo compartirlo, porque saben que eso les hace grandes.

Mis más sincero reconocimiento a todos los que habéis llevado adelante el proyecto España Lean Startup (Antes Spain Lean Startup Nation).  Lo mejor es el resultado: Una gran publicación  sobre la creación de startups  en castellano, que no tiene desperdicio.

Pero, además del resultado, hay que destacar aquello de “predicar con el ejemplo”. Incluir iteraciones con entregas al cliente, compromiso, transparencia y estar abiertos a la participación, críticas y mejora continua durante el desarrollo del proyecto, ha sido, a mi modo de ver, un ejemplo de como hay que trabajar y no de como se trabajaba.

Y ya que se le ha cambiado el titulo, (y no porque a mi me importe hablar un idioma u otro): Ole!

Desde la imagen puedes ver el post en el blog de Mario López de Ávila o puedes acceder directamente a la publicación pinchando aquí.

 

 

Bootstrapping – sin obsesiones

Cuando estás emprendiendo debes de tener mucho cuidado con lo que gastas. En realidad esto aplica  siempre, no solo cuando emprendes, pero es cierto que cuando comienzas un proyecto de emprendiduría en el que no sabes nada sobre tu futuro, debes mirar con lupa todo lo que gastas.

Hay miles de entradas sobre bootstrapping en la red en los que puedes buscan información. En la wikipedia se habla de:

En el área de los negocios, significa ejercer alguna actividad emprendedora con poco o nada de capital, es decir, emprender únicamente con los medios que se tienen al alcance (un garaje, un teléfono antiguo, etc.)

Pero para profundizar en el tema debes leer algo más interesante como  lo que puedes encontrar en el blog de Javier Megías (@jmegias), en el que puedes entender que no es necesario buscar financiación desde el principio, es más, puede ser un error que te conduzca al fracaso. Y por supuesto, algo de reciente creación que debe formar parte de la biblioteca de cualquier emprendedor es el SLSN (Spain Lean Startup Nation) en el que puedes encontrar un capitulo entero referido a este tema de la mano de Mario López de Ávila (@nodosenlared)

images (2)

Precisamente, a Mario López de Ávila fue a quién escuche decir que el Bootstrapping no consiste en “no gastar” sino en “gastar lo justo en el momento adecuado”, es decir, debes invertir lo necesario en cada momento para poder avanzar. Y es más que interesante esta puntualización de Mario, ya que generalmente pensamos que debemos no gastar nada, debemos aguantar y aguantar, pero eso puede volverse una obsesión y en muchos casos volverse en contra. Y precisamente por eso, se habla del “arte del bootstrapping”, una arte que consiste en hacerlo bien y no en obsesionarse y rozar la tacañería absoluta para todo.

Gasta poco o mucho, pero con inteligencia y en el momento adecuado.

 

Los experimentos con gaseosa – ¿Seguro?

Siempre me he tenido por una persona capaz de aprender de los errores y de no tener ningún problema en hacerlo ni en reconocerlo. Ahora bien, nunca hasta ahora lo había aplicado de una forma constante y repetitiva para ir aprendiendo sobre algo importante.

Cuando llegué a NEXT, nos preguntaron sobre lo que esperábamos del  programa y una de las asistentes dijo “aprender”. Reconozco que me sonó a tópico. Yo en cambio, dije “arrancar”. Que bien me sonó, quería realmente dar un paso más. Tenía una flamante app puesta a disposición del público y buscaba la manera de dar los primeros pasos para montar algo más allá de la app en si misma. Buscaba arrancar mi Startup.

Había visto vídeos y leído libros sobre como hacer las cosas…lo tenía todo controlado.

La primera semana fue normal, me gustó bastante todo y nos invitaron a hacer entrevistas y a formular hipótesis sobre las cosas que creíamos que podrían ser interesantes, salir a la calle y preguntar a nuestros posibles clientes. Y ahí me vi, preguntando cosas a todo el que veía. Llegué a sentir que la gente me huía al entrar por la puerta del Starbucks buscando a mis víctimas potenciales clientes.

Al principio solo ves la punta de tu nariz, solo ves que estás hablando con gente y que está dando información que incluso piensas que tu ya sabías, pero…llega un momento en que se empiezan a producir cambios, llegan nuevas sensaciones. No se si habéis tenido alguna vez esa sensación pero es fantástica. Ese momento en el que empiezas a ver realmente lo que siempre ha estado ahí. En el cine y la literatura hay miles de ejemplos, el más famoso pudiera ser Matrix, aunque a mi me gusta más el ejemplo de los pokemon, que evolucionan ;))

Llega ese momento y descubres que puedes validar muchas cosas, que existen preguntas que la gente te responde abiertamente y que no todos piensan igual en algunas cosas, en otras si. Te das cuenta de que quizás te has precipitado en desarrollar una app simplemente porque a ti te molaba. Te das cuenta de que hay muchas cosas que puedes averiguar antes de hacer nada. Te das cuenta de que el hilo conductor de todo esto tiene un fin. Te das cuenta de que puedes hacerlo mejor, de que puedes enfocar mejor las cosas en casa sesión en la que presentas tus avances.  Te das cuenta de que los gráficos que has visto en los libros que te has leído tienen sentido! Te das cuenta de que realmente hay un método y que lo has experimentado.

Mentos-Coca-Cola-10Los experimentos con gaseosa…o con lo que sea, pero es obligatorio hacerlos, medirlos y decidir hacia donde continuas en base a los resultados. De forma ágil y sencilla.

Ahora, si me volvieran a preguntar que espero de NEXT, yo también respondería  “aprender”. El problema es entender la palabra en su contexto. No se trata de aprender nada (que también, of course) sino de aprender a aprender. De aprender de cada paso, de cada experimento, de cada validación. De aprender sobre lo que quieres llevar adelante, sobre tu startup o sobre tu proyecto sea el que sea al que te enfrentes. De aprender que la única forma de llevarlo adelante es aprendiendo en cada iteración.

Desde aquí, mi más sincero agradecimiento a los que lo han hecho posible en Madrid: Agile Entrepreneur Spain de la mano de Mario López de Ávila (@nodosenlared) y Manuel Caño (@mcanno) que se lo ha currado muchisimo, así como los mentores David Casas, Consuelo Verdú (@consueloverdu), Javier Criado y en especial al mío, Nestor Guerra (@nestor_guerra)  y por supuesto a Tetuan Valley con Carmen Bermejo (@adavideo) a la cabeza por sus instalaciones y aportaciones siempre interesantes.

Y por supuesto a todos los que han participado y que han hecho de mentores y han aportado grandes cosas que te hacen “pivotar” en todos tus planteamientos iniciales: @CelsoMasid@dpottecher@javierLiarte@anahicarmody@GPJAlameda Marcos, Clemente, Verónica, Ettore

Programa NEXT en Madrid

El martes 5 de Noviembre asistí en la sede de Tetuan Valley a la presentación del programa NEXT, organizado en Madrid por AES.NEXT by Google

El programa, más que interesante y sobre el cual espero poder compartir mis experiencias tras realizarlo, ofrece la posibilidad de trabajar durante 5 semanas en los fundamentos de tu propia startup. Para llevarlo adelante, cuentas con valiosa documentación para formarte que te van recomendando los organizadores y en cada sesión debes compartir lo que has ido haciendo en el transcurso de la semana.

Descontando el contenido del programa propiamente dicho, ante el cual simplemente hay que rendirse y no cuestionar a estas alturas las bondades del Lean como filosofía de vida (no solo profesional), lo más destacable, al menos bajo mi punto de vista y como primera impresión (no lo he realizado aún) es su metodología, el poder compartir experiencias durante 5 semanas con emprendedores que tienen las mismas “ganas” que tu de llevar adelante su idea. Además, la colaboración altruista de los mentores, que como muy bien expresó Manuel Caño (@mcanno), quién presentó el programa junto con Carmen Bermejo (@adavideo), sirve para “darte cera”, algo que es imprescindible para abrir los ojos en cualquier proyecto.

Y lo mejor de la sesión….ante la pregunta de uno de los asistentes: ¿habrá otras sesiones del programa en el futuro?, la respuesta de Manuel Caño fue: seguramente si, si hay posibilidades….y si no nos aburrimos los que lo organizamos. No se si fue una puntada lanzada sin hilo o si era plenamente consciente de sus palabras, pero simplemente me resultaron mágicas y en total sintonía con mi filosofía: me intereso por lo que me intereso en cada momento y es que no hay otra forma de vivir plenamente si no es de esta forma, sin aburrirte, haciendo lo que realmente te apasiona y lo que puede sacar lo mejor de ti. Da igual lo que sea, mientras sea. Y quizás hoy sea una cosa y mañana otra pero siempre debe ser algo que te haga brillar contigo mismo.

 

 

 

 

 

Elegir bien las redes para tu negocio

Está claro que usamos las redes sociales para comunicarnos con nuestros amigos, para estar al día, conectados a nuestras fuentes de información…..pero cuando se trata de que nuestro negocio, sea el que sea, debemos de tener en cuenta de que estamos hablando.

Por ejemplo, la siguiente infografía (vista en el blog Tics y Formación de Alfredo Vela @alfredovela) y que está extraída de Statista tiene muy buenos indicadores para demostrarte que es lo que busca el usuario individual en Facebook. Parece que sigue siendo la red de la amistad por excelencia, donde los amigos buscan el contacto y la información sobre sus amigos y familiares.

ChartOfTheDay_1572_Main_reasons_to_use_Facebook_n

Si tu negocio está enfocado a estas características (amistad, familia…)   o utiliza esta característica de tus usuarios, Facebook es, desde luego, la red en la que debes poner especial interés. No hablamos de olvidar las otras, o sí, eso depende de cada caso, pero desde luego lo que es fundamental es conocer que se hace en cada una de las redes y en que forma puede aportar valor a tu negocio.